El Vuelo Del Cuatrovientos Solos Y Sobre El Océano

Alas 02:00 horas del día 10 de junio, el avión, con su carga completa, estaba estacionado al comienzo de la pista, donde esperaba desde la noche del día anterior. Media hora después subía al mismo Barberán y una hora más tarde lo hacía el piloto, Collar. Pocas horas antes, en la noche del 9, se había recibido de Cuatro Vientos los partes meteorológicos de los observatorios cubanos: las condiciones del tiempo mejoraban, así que se tomó la decisión de despegar.

El estrecho habitáculo de la tripulación fue la morada de los aviadores durante las 40 horas y 39 minutos de la travesía trasatlántica.

A las 04:40 se puso en marcha el motor y poco después metieron gases y el avión inició su carrera. Después de rodar 300 metros, desprendió el carro de cola y siguió rodando unos 1.200 metros, elevándose en el cielo sevillano. Tras sobrevolar la ciudad, dormida aún a sus pies el pájaro blanquirrojo se dirigió hacia el Oeste, en dirección al mar, escoltado por numerosos aviones civiles y militares que habían acudido a despedirlo. Ya no se tendría más noticias de ellos hasta que alcanzaran su destino, dado que el “Cuatro Vientos” había prescindido de la radio para ahorrar peso. Treinta y dos minutos más tarde, el avión abandonaba la costa española por Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del Guadalquivir, siguiendo ruta colombina. El largo y tedioso vuelo transcurriría sin mayor incidente que el de una indisposición de Collar, que fue sustituido a los mando por su compañero durante unas horas y los ligeros cambios de rumbo a que los obligaron la presencia de nubes densas, las comprobaciones de consumo y consecuentes cambios del régimen del motor y las periódicas tomas de alturas del sol o de las estrellas para verificar el rumbo que mantienen con precisión casi total.

Los paneles laterales desmontados permiten el interior de la cabina del avión, con los cajones para la escasa carga de vituallas y accesorios. FOTO: SHYCEA.

  • Autoría, diseño e ilustración: Juan Antonio Guerrero Misa
  • Fotografías: Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire y del Espacio
  • Adaptación: www.tabladacentenariaaviacion.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir