Vuelve Al Acuartelamiento De Tablada Como Cada Ano Un Grupo De Alumnos Que Esta Finalizando Su Periodo De Formacion En La Academia Basica Del Aire

Los futuros suboficiales, de diferentes especialidades del Ejército del Aire y del Espacio, toman contacto con el personal y recursos con los que cuentan las Unidades Aéreas


Alumnos y alumnas de la XXX Promoción de la Academia Básica del Aire (ABA) acaban de finalizar sus prácticas de formación en centros de trabajo (FCT), en esta ocasión en dos Unidades del Acuartelamiento Aéreo de Tablada, diez en la Maestranza Aérea de Sevilla y doce en el Grupo Móvil de control Aéreo (GRUMOCA).

Estas prácticas son preceptivas para que dichos alumnos puedan obtener el Título de Formación Profesional (Técnico Superior) correspondiente a su especialidad, que otorga el Ministerio de Educación y Ciencia además de su titulación y grado Militar.

Durante cinco semanas, personal profesional de ambas Unidades han dirigido y monitorizado la formación impartida, en este caso eminentemente práctica, que establece su correspondiente currículo, establecido en sus correspondientes planes de estudio aprobados por la Dirección de Enseñanza del Ejército del Aire y del Espacio.

Aquellos que las realizaron en la Maestranza aérea, fundamentalmente, además de conocer la organización y funciones de esa Unidad, tuvieron oportunidad de conocer los cometidos que se realizan en los respectivos talleres de aviónica, de fabricación, de motores, de hélices, de hidráulica, de tratamientos superficiales y de plásticos y materiales compuestos, además de las actividades que se realizan en los departamentos de calidad y prevención de riesgos laborales. Tuvieron oportunidad de “tocar”, siempre con la atenta supervisión del personal profesional, distintos elementos de algunas de las aeronaves con la que cuenta el Ejército del Aire y del Espacio.

Por su parte, aquellos que las realizaron en el GRUMOCA, tuvieron la oportunidad de participar, en todo momento supervisados e instruidos por los responsables de la mismas, en la operación diaria que se realiza con los diferentes sistemas y equipos de vigilancia y control aeroespacial, centros de mando y control de operaciones aéreas, sistemas de comunicaciones e información o sistemas de control de tránsito aéreo con los que cuenta la Unidad. Así, conocieron de primera mano, tuvieron contacto con todos aquellos equipos que permiten su despliegue, característica principal de esta unidad: sus medios logísticos, de apoyo y de seguridad.

Es relevante destacar que entre las especialidades suboficiales ejército del aire, se encuentran aquellas orientadas a la aviónica, control aéreo y mantenimiento de aeronaves, todas fundamentales para la operatividad de las fuerzas armadas. Los estudiantes que optan por estas especialidades ejército del aire suboficiales tienen la oportunidad de formarse en entornos reales como el Acuartelamiento Teniente Galiana y el Acuartelamiento Vigil de Quiñones, además del ya mencionado Acuartelamiento Aéreo de Tablada.

Con la finalización de su periodo de formación, los futuros suboficiales se preparan para integrarse en distintas áreas, aportando sus conocimientos y habilidades adquiridas para fortalecer las capacidades del Ejército del Aire y del Espacio. Esta transición marca un punto significativo en sus carreras, ya que cierran un ciclo de aprendizaje intensivo para comenzar a aplicar su entrenamiento en escenarios reales, siempre atentos a mantener el aire en el año en las operaciones que realicen.

Como cada año, se observa cómo estos jóvenes, que pronto se convertirán en el relevo generacional de las Fuerzas Armadas, vuelven al acuartelamiento de Tablada para completar su capacitación. Este rito de paso es una ocasión especial para ellos, simbolizando el duro trabajo y la dedicación que han invertido en su educación.

Por otro lado, la formación recibida por los alumnos de la ABA no se limita solo a conocimientos técnicos y militares, sino que también enfatiza la preparación física y psicológica para enfrentar los desafíos que conlleva la defensa del espacio aéreo nacional. Un ejemplo de ello son los ejercicios rigurosos que forman parte del entrenamiento, incluyendo maniobras que ponen a prueba su capacidad de soportar las fuerzas que se ejercen sobre el cuerpo, como las que experimentarían durante vuelos de alta velocidad.

En conclusión, el proceso de formación en la Academia Básica del Aire no solo se enfoca en dotar a los alumnos de una sólida base teórica, sino que también pone un énfasis particular en la práctica y la experiencia directa. La colaboración con unidades como el Acuartelamiento de Tablada y las mencionadas anteriormente, es un ejemplo claro del compromiso del Ejército del Aire y del Espacio con una formación de calidad que garantiza la preparación de sus miembros en todas las especialidades suboficiales ejército del aire. La renovación anual de este ciclo formativo asegura que se mantenga la tradición y el nivel de excelencia que caracteriza a la institución.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Vuelve Al Acuartelamiento De Tablada Como Cada Ano Un Grupo De Alumnos Que Esta Finalizando Su Periodo De Formacion En La Academia Basica Del Aire puedes visitar la categoría Tablada Centenaria Aviación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir