El Radar Desplegable Del Ejercito Del Aire Y Del Espacio Se Despliega En Rumania Y Se Integra En La Defensa Aérea De La OTAN

El sistema de vigilancia, de comunicaciones y efectivos del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA), acompañados por personal del SEADA en tareas de seguridad y protección de la Fuerza constituyen el destacamento “Tigru”

El radar de vigilancia aérea de largo alcance, AN/TPS-43M, desplegado por el Ejército del Aire y del Espacio en Rumanía ha alcanzado su capacidad operativa inicial. Este hito ha permitido transferir su mando, apenas un mes después de su llegada, a la estructura de Defensa Aérea de la OTAN, bajo control operativo nacional del Mando de Operaciones.

El bautizado como destacamento “Tigru” está formado por el sistema de vigilancia, comunicaciones y alrededor de 40 militares del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA) y el Segundo Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA).

El radar está operativo y a disposición del Sistema de Vigilancia Aérea aliado, formando parte de las medidas de la OTAN para reforzar los medios de la operación aliada enhanced Air Policing en el flanco este de la Alianza.

El destacamento está situado cerca de la ciudad rumana de Constanza, a orillas del mar Negro, un punto especialmente caliente desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania.

Tras varias jornadas de trabajo, el personal del destacamento finalizó el despliegue del radar y la integración de sus datos en el Centro de Vigilancia y Control de Rumanía, demostrando que las Fuerzas Armadas españolas cumplen con los más altos estándares de preparación.

Junto con el resto de medios y sistemas que contribuyen a la defensa aérea y antimisiles de la OTAN en el área sur de Europa, está dirigido desde el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de la Base Aérea de Torrejón.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir