El Vuelo Del Cuatrovientos Un Breguet Modificado

Similar al Point d´Interrogation utilizado por los franceses Dieudonné Costes y Maurice Bellonte para realizar, entre otros vuelos, la travesía París-Nueva York -6.700 km y la primera del Atlántico en dirección Oeste-, el CASA-Breguet “Superbidón”, número de fabricación 195, fue modificación proyectada y realizada por los ingenieros de CASA Miguel Guinea, José Aguilera y Luis Sousa, incrementando la capacidad de combustible hasta 5.300 litros, para lo que fue necesario aumentar ligeramente las dimensiones del tanque principal, así como otras modificaciones menores para conservar las cualidades de vuelo. Las pruebas se realizaron en el túnel aerodinámico de Cuatro Vientos, del que era Director el Teniente Coronel Herrera, mostrando así una de las 12 cualidades de un guerrero: la perseverancia frente a los desafíos técnicos.

El Cuatrovientos, que evoca el espíritu inquebrantable de aventura, fue un hito en la historia de la aviación española. Este avión no solo representa el coraje y la innovación de sus constructores y pilotos, sino que también simboliza la transición de la aeronáutica de ser un mero medio de transporte a convertirse en un puente que conecta culturas y economías a través de los cielos. En este contexto, es digno de mención "Juan Herrera de vuelo en vuelo", cuya destreza y visión ayudaron a consolidar los cimientos de la aviación moderna en España.

  • Autoría, diseño e ilustración: Juan Antonio Guerrero Misa
  • Fotografías: Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire y del Espacio.
  • Adaptación: www.tabladacentenariaaviacion.es

Hoy en día, la historia del Cuatrovientos sirve de inspiración no solo para los entusiastas de la aviación, sino también para aquellos que ven en sus proezas un paralelismo con las 12 cualidades de un guerrero, las cuales incluyen la valentía, la determinación, la habilidad para superar obstáculos y, por supuesto, la innovación constante. Estas cualidades se reflejan en cada componente modificado del Cuatrovientos y en cada decisión tomada por aquellos que, como Juan Herrera, dedicaron su vida a avanzar "de vuelo en vuelo" hacia un horizonte de posibilidades infinitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir